"La tecnología es la herramienta contra la mayor informalidad que causa la pandemia en Latinoamérica"

Afirma el director del SII en seminario de Cámara Chileno Suiza de Comercio

La pandemia del Covid19 a lo menos duplicó la informalidad en Chile, desde el 16 por ciento del producto en que se encontraba, y la única forma de reducirla hacia el futuro desde la perspectiva del cumplimiento tributario, es mediante el uso intensivo de tecnologías, afirmó el director del Servicio de Impuestos Internos (SII), Fernando Barraza, en el pasado Seminario organizado junto a SICPA, la Embajada Suiza y nuestra Cámara Chileno Suiza de Comercio, infórmate de lo más relevante a continuación.

Imagen de invitación al pasado seminario

«En consideración al pronóstico de que la informalidad aumentará, como SII tenemos que buscar formulas para ir enfrentando las consecuencias en el cumplimiento tributario. Ahí todo lo que podemos hacer a futuro estará orientado hacia el uso de nuevas tecnologías», dijo Barraza en el seminario «Desafíos del comercio informal en tiempos de Covid 19», organizado por la Cámara Chileno Suiza de Comercio conjuntamente con la empresa suiza SICPA, líder mundial en servicios de trazabilidad y fabricación de tintas de seguridad industrial.

Agregó que «ya estamos aplicando inteligencia artificial y una serie de técnicas para ir enfrentando mejor desde la información las prácticas de comercio y evasión que van surgiendo».

«Uno aspira a niveles donde la evasión no sobrepase un dígito y la pandemia no ha hecho más que ampliar este fenómeno. No tenemos cifras actualizadas pero algunas estimaciones señalan que el fenómeno se ha duplicado», mencionó.

Revive el Webinar en nuestro Canal de Youtube

Consideró muy relevante enfrentar el fenómeno porque en la medida que eso no ocurre, se desalientan las actividades que sí cumplen con las reglas.

En el seminario participaron, además del director del SII, el economista Norman Loayza, director del Global Indicators Group, Banco Mundial; Jeannette von  Wolfersdorff, economista del Observatorio del Gasto Fiscal; y Paulina Nazal, economista, directora de la empresa ProAmérica y ex Directora General Económica de Cancillería chilena.

Fernando Barraza dijo que el SII hace años optó por el uso intensivo de tecnologías no sólo para facilitar el cumplimiento, sino para gestionar mejor los impuestos y la fiscalidad. Mencionó que la obligatoriedad de la boleta de ventas y servicios electrónica es la innovación más reciente que ayudará a enfrentar mejor la evasión del IVA.

«Ya se notan indicadores de cambio, pero ¿cómo se controla hoy el comercio desde las plataformas tecnológicas? Ya no es presencial, no puede ser con fiscalizadores que vayan a los negocios porque no existen físicamente. La forma es por la vía de técnicas que las tecnologías permiten, por la vía del monitoreo robotizado de las plataformas digitales cuando hay transacciones de comercio y a partir del análisis de la información detectar su grado de informalidad», explicó.

El SII, dijo, siempre analiza e investiga nuevas tecnologías, porque «la única forma que podemos asegurar hacia el futuro la gestión del cumplimiento y la reducción de la informalidad es mediante el uso intensivo de tecnologías».

Un fenómeno contra cíclico

El economista Norman Loayza prevé que el comercio informal continuará en expansión en la región porque «es la manera como en los países pobres se despliega la protección social cuando no hay seguro de desempleo, de salud, cuando el empleo y la actividad normal se han contraído severamente producto de las crisis».

El experto afirma que «la informalidad es contra cíclica y por eso se exacerba cuando la economía en su conjunto comienza a caer en épocas de crisis».

Loayza dice que la pregunta es si los gobiernos van a utilizar este contexto para realizar las reformas integrales que se requieren para que la informalidad se reduzca de manera estructural y no como mecanismo de protección social, sino como oportunidad para que se adopten las mejores prácticas.

Describió el fenómeno como el resultado combinar la falta de desarrollo y la mala gobernanza, lo cual se caracteriza por baja productividad por falta de capital físico y humano; y por regulaciones excesivas y deficientes servicios públicos.

En un país típico, el mercado informal alcanza el 30 por ciento del PIB y al 70 por ciento del mercado laboral, de modo que, a países menos desarrollados, mayor informalidad.

En cuanto a una estrategia de superación del problema, debe combinar factores que implican aumentar los beneficios de la formación a la vez que reducir los costos de llevarla a cabo; entre los primeros, por ejemplo, dinamizar el mercado y entre los segundos, mejorar el marco regulatorio.

Gestionando una moral tributaria

Jeannette von Wolfersdorff planteó que la informalidad ocurre cuando el Estado y la sociedad no funcionan adecuadamente, falencias que en pandemia amplifican la posibilidad de recurrir a saltarse las reglas.

«Eso ocurre cuando la economía es burocrática pero también cuando es injusta. No está bien que nadie evada, pero hay cierta diferenciación cuando los grandes se saltan el sistema, le dan razones adicionales a los chicos para actuar así también», afirmó.

Ella agregó que las grandes empresas no rompen las reglas por error, sino deliberadamente para aumentar sus dividendos, ingresos de capital y rentabilidad de las inversiones, que aumentaron mucho más que los del trabajo. Es un fenómeno mundial relacionado con la automatización, los activos financieros y debido a que son muy pocas las personas que pueden ahorrar.

«Pero si el valor de estos activos aumenta todavía más por usar áreas grises en el sistema y hacer acrobacias legales y tributarias agresivas para bajar los impuestos…., eso no justifica la evasión del chico pero le da razones adicionales, porque para él no se trata de aumentar el dividendo, sino de tener un sustento familiar», afirmó Jeannette von Wolfersdorff.

Explicó que cuando las corporaciones se guían sólo por aumentar el dividendo inmediato y a costa de los otros, «el pequeño tratará de hacer lo mismo y así dejamos de ser sociedad finalmente».

Opinó que una de las herramientas más poderosas para gestionar una moral tributaria, es que las empresas más grandes transparenten lo que aportan en salarios, en impuestos y en impacto ambiental, lo cual «no se logra con autorregulación, sino con regulación y mayores niveles de transparencia en estos indicadores».

Reformas para mejorar el empleo

Paulina Nazal, economista, directora de la empresa ProAmérica, abordó el problema desde la perspectiva del empleo, mencionando que el 60 por ciento es informal y que una gran proporción del mismo está en Latinoamérica, siendo precario, peligroso y de baja calidad, por cuanto quienes lo ejercen están excluidos de la seguridad social y expuestos a la alta variabilidad en los ingresos.

«Esto es peor aun en el caso de las mujeres, se exacerba la brecha salarial, porque la informalidad se concentra en mujeres, jóvenes, adultos mayores y migrantes», dijo.

En el contexto del Covid, mencionó que Latinoamérica con menos de la décima parte de la población mundial tuvo un cuarto de las muertes y que el PIB cayó en la región más de un 7% el año pasado. La incertidumbre prevalece y el crecimiento mundial podría ser no más de uno por ciento.

«¿Como vamos para adelante con esto sin reformas estructurales? El Covid ha aumentado le necesidad de una acción rápida e integral, debemos dar una respuesta verde, resiliente e inclusiva, eso es crucial. Debemos encaminar la informalidad a una regularización gradual y en tiempos adecuados, no puede ser a toda costa. Es impostergable introducir reformas audaces que incorporen flexibilidad a los mercados laborales y que atraigan negocios e inversiones, que aumenten la productividad, pero ajustándose a las circunstancias específicas que afectan a las unidades de negocios», dijo.

Nazal también consideró muy importante incorporar al nuevo pacto social en torno al empleo, las variables de informalidad y desigualdad -a mayores niveles de informalidad mayor inequidad-; e informalidad y productividad.

Formalidad implica beneficios sociales

El embajador de la Confederación Suiza, Arno Wicki, dijo que la informalidad es un desafío global que la pandemia agravó y que debe existir un interés y un compromiso trasversal por formalizar las actividades. No sólo porque hay beneficios fiscales, sino sociales y de seguridad pública, aportando a asegurar el estado de derecho. Al respecto, propuso que la definición de políticas públicas debe ser de prudente, sin cargas excesivas ni restricciones al libre comercio.

Existen en Suiza, mencionó, buenas experiencias en materias del uso de instrumentos como el tiempo parcial o los créditos puentes, a la vez que se necesitan instituciones estales de buena calidad, próximas a los ciudadanos y con medidas predecibles.

 

¿Quieres más información?

Quedamos atentos a cualquier duda, más información: cl.training@sgs.com  / +56 9 3910 6435. ¡Los esperamos! Equipo SGS ACADEMY - Grupo SGS en Chile - Cámara Chileno Suiza